Postales desde Londres: los Juegos, un amor de verano

Juegos-olimpicos-londres-2012-4

Supongo que habrá sido el subidón de noticias, resultados, clasificaciones, medallero, imágenes, fotos finish, historias personales, reportajes de superación… pero es en los Juegos Olímpicos cuando el periodismo deportivo (creo que voy a escribirlo en mayúsculas), el PERIODISMO DEPORTIVO da el todo y más.

En todas las redacciones hemos estado más días de lo normal sin librar. Durante dos semanas hemos aprendido a situar Samoa Occidental Saint Kitts and Nevis. Creo que he memorizado los looks de la madre de Phelps, las lentejuelas de las gimnastas, y todos los récords que ha batido Corea del Sur.

Acababa cada jornada y estabas tan cansado como si hubieras hecho tú el Triatlón. Soñabas con tablas de resultados, con el Especial del diario NY Times y con La Nueva España, que tenía los resultados antes que cualquier medio español.

Y sí, has leído los mejores reportajes, los mejores eventos, has visto cómo se hacía historia y, de repente… todo se acaba, se apaga la llama olímpica… y vuelve el fútbol. Sinceramente, ahora solo me sale… ¿¿Qué?? ¿¿Fútbol?? Eso es una basura… 

Porque no te hacen soñar cada día, porque los titulares y entrevistas de toda la temporada podríamos dejarlos ya hechos, porque muy pocas portadas nos van a sorprender, porque los árbitros ya saben cuál es su papel, los presidentes el suyo, los entrenadores volverán a vestirse de ego y las estrellas volverán a su habitual, “no soy yo, es el equipo”.

Es posible que parte de culpa la tengamos nosotros mismos, los periodistas a los que nos da ahora una pereza inmensa volver a vivir de 90 minutos… por favor.. yo quiero máximo emoción en 10 segundos y poder escribir una doble página de eso. Sí, y más.

Supongo que los Juegos pueden ser como ese amor de verano, tan intenso y tan emocional que cuando llega septiembre toda tu realidad te parece horrible. Y sí, no quiero que vuelva la Liga, ni nada que se le parezca. Quiero vivir siempre como en verano, no en chanclas, pero sí con la intensidad de 10 segundos históricos. Pensando en unos 800 metros de leyenda. Sí, quiero vivir en una piscina o en una pista de atletimo. Allí todo es diferente. Sí, me quedo a vivir allí.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s