Felicidad Carrera, un paraíso en la ciudad

felcar

He dejado pasar el tiempo prudencial para ver todos los resultados de mis visitas al centro de Felicidad Carrera. Fue en noviembre cuando me sometí a varios tratamientos, limpieza e hidratación, y un despigmentante. Mis queridas pecas desaparecieron en la mejor época, sin sol y con tiempo para ver los resultados.

Lo primero que me sorprendió fue la empatía no sólo de Felicidad, sino de su hija Leticia. Dos profesionales que inspiran y que llevan su filosofía de lujo a un lugar casi mágico en el centro de la ciudad. Felicidades, porque no es nada fácil y mantener esa actitud en todas sus compañeras es un reto. Todo es personalizado desde la llamada de teléfono, el seguimiento al tratamiento, la empatía y delicadez con que escuchan y van más allá…

Sigue leyendo

Anuncios