Bodegas Tarsus: noche de magia y vino

bodegas tarsus
El mes de junio ha sido realmente productivo en viajes de prensa. Descubrir nuevos lugares, compañeros periodistas, grandes escritoras (toda la suerte Lucía con tu libro), preparar entrevistas, reportajes, buscar información de las diferentes marcas y sus productos… y disfrutar, porque si el periodista no disfruta, el reportaje no vale, no consigues transmitir nada. Uno de estos viajes fue a Bodegas Tarsus, y espero transmitiros toda la pasión del equipo que nos recibió y enseñó lo mejor de la Ribera del Duero.

Por un camino entre viñas, en la localidad burgalesa de Anguix, y como si no lloviera apenas, accedimos a una bodega única en España. Edificada en los años ’90 siguiendo el estilo de los châteaux de Burdeos, descubrimos parte de los secretos del vino. El emplazamiento de Bodegas Tarsus, muy cerca de Aranda del Duero y a sólo 90 minutos en coche de Madrid, lo convierten en un plan perfecto para una escapada de uno o dos días en la que disfrutar de la cultura y la historia de la región, además de degustar su deliciosa gastronomía y sus vinos. Ah, por si acaso, da igual la época, llevad un jersey y zapato cerrado.

bodegas Tarsus

Desde el edificio central, con sus dos plantas, pudimos disfrutar de las vistas de los viñedos, de la tranquilidad, de la lluvia, de una cata sensorial donde descubrí que mis sentidos van a su aire por completo, de una barbacoa en uno de los salones más elegantes posibles en una bodega, y de una cena con concierto (The Winemakers Band fueron los protagonistas) digna de una marca de lujo. Felicidades al equipo entero, Marta, Marian, Jone y Rocío, en serio.

Los viñedos de Bodegas Tarsus ocupan un total de 70 hectáreas donde se cultivan las variedades Tinta del País y Cabernet Sauvignon. Su terroir, único en la Ribera del Duero, posee excelentes características para el cultivo de la vid. Es un viñedo de más de 20 años de edad localizado a una altitud entre los 700 y los 1.000 metros, pionero en la plantación en espaldera de dos alambres, lo que posibilita una mejor evolución del fruto.

tarsus vino

Tarsus vino

Está diferenciado en 21 parcelas según el tipo de suelo, la variedad y la orientación de cada una. La vendimia se realiza manualmente y para la crianza se emplean 1.700 barricas de 225 litros de roble francés y americano. Se utilizan barricas de 8 toneleros diferentes y anualmente se renueva un tercio de las mismas para lograr obtener el aporte de taninos y la oxigenación idónea.

Su enóloga, Teresa Rodríguez, madrileña, es desde hace 7 años el alma máter de los vinos de Bodegas Tarsus. Elabora los tres vinos de la bodega: Tarsus Reserva, Quinta de Tarsus Crianza y Tarsus Roble. Hablamos con ella. Tenía mucha curiosidad por saber cuál sería su vino perfecto,

¿Cuál es el vino perfecto? Yo creo que cada año, teniendo en cuenta lo que el campo nos da, entendiéndolo, mimando nuestra materia prima, trabajamos para hacer las cosas lo mejor posible. Creo que cada año tenemos siempre la ilusión de hacer algo especial, algo perfecto, algo de lo que verdaderamente nos sintamos orgullosos y creo que sí, que obtenemos grandes satisfacciones, por ejemplo ahora tenemos nuestro Edición Limitada Maloláctica en barrica de 2011. ¿Perfecto? Es difícil la perfección, siempre queremos más, ahí está la superación, pero desde luego sí lo mejor que tenemos de esta cosecha. Cada año que llega es único y diferente y siempre trabajamos para conseguir la excelencia en el trabajo e intentar llegar a la perfección con lo que cada cosecha nos da.

Como a los periodistas, el reto del viñedo se parece al reto del folio en blanco. La creatividad es clave también. ¿Qué le gustará más de su trabajo?

La creatividad, con cada vendimia se abre una nueva experiencia. Es como un “chute de adrenalina” que te pone las pilas, cada año intentamos innovar, respetar lo que funciona, improvisar cuando surgen cosas que no esperas, zambullirte de lleno en la elaboración de blancos y tintos tan diferentes, y al final de todo recoger tu fruto; el que la tierra te ha dado y que tú has moldeado poniendo todo el cariño e intentando guiar por donde tú crees que es el mejor camino para que muestre y exprese todo lo que es, para mí todo esto hace que nuestro trabajo sea verdaderamente especial.

bodegas Tarsus

Trabajar el campo es duro, por eso quise preguntar al técnico de viticultura Héctor Ruiz Ortega, por su labor diaria y sobre las especificaciones tan especiales de la Ribera del Duero. Con él además aprendimos un poco el trabajo en el campo, botas, sombrero, guantes, todo listo. En verdad fue un intento, y mejor, no quisimos estropear unos viñedos tan importantes.

El trabajo de técnico de viticultura supone el desafío ilusionante de estar en constante contacto con la naturaleza y tener que lidiar con sus designios. Esto provoca que cada día sea distinto y nos obliga a ser versátiles para adaptarnos a las circunstancias. Desde el punto de vista de la viticultura, el clima es lo que hace más especial a la Denominación de Origen del Duero. La climatología extrema, con inviernos muy fríos y veranos muy cálidos, provoca una tipicidad de las uvas distinta cada año. Además, el clima condiciona las añadas mucho más que en el resto de denominaciones, provocando ciclos tardíos ideales para conseguir una uva de excelente calidad.

A un viaje de prensa normal se le añadía el aliciente de una fecha señalada, el día de San Juan, así que con todos los deseos en una urna, fuego, champagne Perrier-Jouët y vino, gracias a un conjuro especial de Xabier Gorostiza, Sommelier de Domecq Bodegas, quedamos en vernos el próximo año para ver si los deseos se han cumplido. Noche de magia, noche de sueños, noche de vino, noche especial. Y, por supuesto, noche de prensa, de periodismo local, qué buenos momentos con Pilar y Susana (muy famosa en la ciudad).

Tarsus1

Tarsus2

Tarsus3

Sí, es cierto, no he hablado del vino, sólo he hablado de la experiencia en bodega, de la compañía, de cómo fue el viaje de prensa. ¿El vino? Imaginar competir con cientos de bodegas en una región pequeña, donde el clima es extremo, donde la competencia es dura. Sólo puedes diferenciarte por un gran producto y por una genial experiencia. Claro que todos los vinos de la zona son buenos, con esa base debes aportar algo más. En este caso, Bodegas Tarsus nos presentó toda su bodega, la anatomía de sus viñedos, sus trabajadores, nos abrió las puertas de su casa para dejarnos preguntar, sentir y comentar. No voy a comparar ningún vino con otro, disfrutadlos, sentir la tierra como dicen ellos, la tinta, la pasión y el cuidado con que Tarsus se hace. Eso es diferenciación. Para mí, sus vinos son intensos, mucho.

Si queréis conocer más de la bodega, esta es su página web.

Anuncios

2 comentarios en “Bodegas Tarsus: noche de magia y vino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s