Louis Vuitton, firma de secretarias

louis vuitton

Louis Vuitton se ha convertido en algo demasiado ordinario, todo el mundo lo tiene. Lo verás en cada restaurante en Beijing.

La frase no es mía, sino de una billonaria china que dice preferir Chanel o Bottega Veneta, mucho más exclusivas. Expresiones y datos como estos se pueden leer en el reciente informe The Bling Dynasty: Why the Reign of Chinese Luxury Shoppers Has Only Just Begun. Según las cifras de venta y los datos económicos, la firma Louis Vuitton lo ha hecho muy bien, sí, desde 2003 es la más popular, pero no ha sido bueno para el negocio en determinados términos. 

Louis Vuitton es una firma de secretarias. Una frase que impacta y que nos habla de la repercusión de la clase media en el país asiático, y de los gustos de los consumidores. Los ricos chinos no quieren comprar Vuitton porque lo han visto demasiado, ahora quieren firmas nuevas, nuevo lujo, o productos a medida. el consumidor de alta gama en China está abandonando las etiquetas.

Que LV sea asequible a una gran parte de la clase media en China ha sido algo bueno por su auge, pero el aumento de falsificaciones, y que se vea en cualquier lugar, aleja al consumidor más exclusivo y que busca algo más de la firma francesa.

louis vuitton

El crecimiento de LV en China ha sido brutal, y la clase media china sigue queriendo su marroquinería y sus bolsos, no hay que perderlos de vista, pero el gigante de LVMH debe dar un paso más en el país asiático y abandonar las iniciales y el monogram para no perder al consumidor más exclusivo que ya no quiere lucir el mismo bolso que su secretaria. Dicen los analistas financieros que siguen queriendo que se sepa que lucen Louis Vuitton, pero sin que sea tan evidente, con muchos menos logos.

Algunas de las firmas que más están creciendo son Chloè, Hermès, y Patek Philippe, que se dirigen a los ultra ricos. Menos marca visible pero sí una pieza ostentosa, especialmente en joyería, es otra de las tendencias de compra de los más pudientes.

Todo el mundo puede comprar Louis Vuitton ahora, pero no muchos pueden comprar un Bentley.

Un reto difícil el que se presenta pero a la vez muy interesante. Un libro que explica muy bien estos cambios es The End of Cheap China: Economic and Cultural Trends that will Disrupt the World, publicado por John Wiley & Sons.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s